Corpocaldas iniciará obras de estabilidad en la Calle Real de Salamina

 

Las siete viviendas afectadas por un incendio en 2017 no se han podido reconstruir por las condiciones actuales del terrenos. El municipio es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

Corpocaldas y la Alcaldía de Salamina firmarán un convenio con el propósito de aunar esfuerzos para la construcción de obras de estabilidad de taludes y manejo de aguas lluvias en la ladera inferior de la calle principal, que fue afectada por un incendio estructural ocurrido en el mes de abril de 2017.

La intervención responde a los resultados de los estudios y diseños geológico-geotécnicos adelantados por Corpocaldas en el año 2018. A través de este convenio, la Corporación adelantará varios trabajos de estabilización y mitigación del riesgo en la ladera donde estaban ubicadas las 7 viviendas afectadas por el incendio en la Calle Real.

En tal sentido, Juan David Arango Gartner, director de la Autoridad Ambiental, adelantó una visita de campo en compañía del equipo de planeación de la alcaldía y de un afectado por el incendio, para socializar los trabajos que se ejecutarán en los próximos meses.

“Nuestro compromiso es total porque sabemos la necesidad que tienen estas familias de contar con un terreno apto para volver a construir sus casas. Nosotros confiamos en la capacidad técnica de la alcaldía, por tal motivo estamos adelantando un ejercicio de cuantificación para materializar el convenio lo más rápido posible”, aseguró Arango Gartner.

Para Evelio Gutiérrez Arias, damnificado por el incendio y ahora beneficiario, es muy importante que se esté materializando este convenio, “porque tenemos una luz de esperanza al ver que las obras van a iniciar rápido. Yo lo perdí todo en el incendio y ahora mi sueño es volver a recuperar mi casa”.

Algunas de las obras que se ejecutarán

-Conformación de la ladera en una serie de taludes de menor pendiente y altura, que permita la construcción de las obras de manejo de aguas de escorrentía superficial.

-Construcción de zanjas colectoras a media ladera, en cada una de las terrazas conformadas, con el propósito de interceptar las escorrentías superficiales y facilitar su conducción y posterior entrega a una estructura tipo canal de rápidas con tapa y columpio que entregue de manera disipada las aguas lluvias a la red de alcantarillado público localizado en la parte baja.

Instalación de varias líneas de drenes subhorizontales a 15 m de profundidad con el fin de mantener en buenas condiciones de drenaje la ladera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.