La liberación de los mamíferos  se hizo en el bosque que comprende la Reserva Forestal Torre IV. Los animales contarán con 4.800 hectáreas  de ecosistema como hábitat.

Desde hace aproximadamente 3 meses, las 15 pacaranas se encuentran en etapa de preliberación y son monitoreadas permanentemente para evaluar su adaptación a espacios abiertos y fuentes nutricionales naturales. De acuerdo con las evaluaciones realizadas recientemente, estos animales se encuentran listos para integrarse al medio natural.

Este 24 de agosto los animales quedaron en libertad en el bosque que comprende la Reserva Forestal Torre IV, la cual tiene continuidad con las reservas forestales de Chec y Aguas de Manizales.  Los mamíferos contarán con 4.800 hectáreas  de ecosistema como hábitat.

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Zoological Society for the Protection of Species and Populations (ZGAP), los zoológicos de Newquay, Chester, Poznan, Los Ángeles, el Tierpark Cottbus, y la ZooAG Bielefeld y el Centro Internacional de Investigación de la Pacarana establecido en Torre IV, lo que permite contar con recursos económicos destinados al desarrollo e implementación de proyectos de investigación interinstitucionales, cursos de capacitación y talleres de sensibilización dirigidos a profesionales y a la comunidad implicada en las labores de conservación de la especie.

El proceso de liberación se transmitirá a través del Facebook Live de Corpocaldas a partir de las 5:00 p.m.

Sobre la pacarana

  • Son animales nocturnos que habitan en las laderas y los valles de bosques en la cordillera de los Andes.
  • Aportan a nuestro ecosistema esparciendo semillas y como alimento para grandes predadores.
  • En Colombia se encuentran en un estado de conservación vulnerable a causa de la deforestación, pérdida de su hábitat y la cacería.