Así lo aseguró la secretaria de salud del Quindío ,Yenny Alexandra Trujillo Alzate, como respuesta a las inconformidades del sector.

La funcionaria hizo una visita previa a las instalaciones del Comité Regulador de Urgencias y Emergencias -CRUE- localizadas en el hospital San Juan de Dios, donde verificó su funcionamiento.

Por tal motivo hizo llamado a los operadores de ambulancias para trabajar unidos y en pro del beneficio general, en concordancia con la política de integración que promulga el mandatario departamental Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas. Dejó abierto el espacio para un encuentro en tal sentido.

Explicó que la coordinación del servicio en la región corre por cuenta del CRUE en cumplimiento de la Resolución 926 de 2017 expedida por el Ministerio de Salud, en el que se establecen entre otros parámetros, que se busca brindar servicio con calidad y para todas las personas sin distingo alguno.

En ese sentido anunció la secretaria de salud, que se ha programado una capacitación a operadores de ambulancias y organismos como bomberos entre otros, para dar a conocer en detalle dicha norma.

Ratificó la secretaria de salud, que la operación que en la actualidad presta el CRUE es normal, con médico especializado para el caso, radioperador y equipos de comunicación en perfectas condiciones, lo que fue certificado por delegados de la Supersalud.

Indicó finalmente la rectora de la salud en el Quindío, que tampoco hay preferencias a la hora de distribuir las atenciones a los pacientes y que, por ello ningún hospital o clínica son priorizados por motivos distintos a la rapidez y conveniencia del servicio a la hora de garantizar la integridad física y la vida de los usuarios.