Los casos se presentaron  en Balboa y Mistrató . Funcionarios de la Secretaría de Salud departamental hicieron el acompañamiento a las familias residentes .

El objetivo es conocer si presentaban signos o síntomas de la enfermedad zoonótica.

La autoridad sanitaria realiza protocolos de vigilancia en salud pública, promoción de la salud y prevención de esta enfermedad que fue identificada a través de pruebas serológicas al ganado.

Ante cualquier sintomatología en las personas se recomienda acudir al servicio de salud para realizar los respectivos exámenes y tratamiento para la enfermedad.

Luego de ser diagnosticada la enfermedad bovina en

“Nos reportaron 4 casos, en 4 predios, a los cuales acudimos en días anteriores; afortunadamente, las personas que convivían con estos animales no presentaba ninguna sintomatología de la enfermedad, hicimos un diagnóstico como tal realizando las respectivas observaciones preguntándoles también cómo se sentían en su salud y afortunadamente ninguno presentó algún problema”, dijo el coordinador del Programa de Zoonosis de la Secretaría de Salud departamental, Julio César González.

En estas visitas de la Secretaría de Salud realizó la educación, comunicación e información a la comunidad sobre los métodos de prevención y se dio a conocer qué sintomatología causa en la salud de las personas, ya que, en el ganado, no es identificable sino a través de pruebas de laboratorio.

“Normalmente esta enfermedad puede ser crónica, es decir, es una enfermedad que con el tiempo puede perdurar; normalmente, los signos y síntomas de alarma en las personas son: fiebre, escalofríos, mucha debilidad a nivel muscular, se presenta dolor en las articulaciones y, en los hombres, se presenta inflamación a nivel testicular. La brucelosis humana tiene una letalidad muy baja pero la persona sí puede durar enferma por mucho tiempo; además, se puede reincidir”, agregó el médico veterinario.

En el país, el Instituto Colombiano Agropecuario es quien realiza el diagnóstico de los animales positivos mediante pruebas de laboratorio y la Secretaría de Salud de Risaralda realiza el acompañamiento a las personas y a las familias que conviven con los animales para que no se vayan a contagiar o infectar por esta bacteria.

“La Brucella es una bacteria que afecta a los animales, la podemos encontrar en todos los fluidos y las secreciones, en las hembras bovinas en los fetos o abortos y durante el parto también podemos contagiarnos si de pronto tenemos alguna herida y esa vaca está contaminada; el consumo de la leche de estos animales también es una fuente de infección por eso es tan importante hacer todo el proceso de hervido y pasteurización de la leche”, agregó Julio César González.