El  Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis hizo un llamado a las autoridades sanitarias del país, a las entidades administradoras del sistema de salud, especialmente, Eps y a la ciudadanía, a redoblar los esfuerzos para prevenir el contagio del coronavirus.

Dijo que ve con preocupación  el incremento de contagios y la elevada ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos en algunas ciudades del país, así como por el lamentablemente número de personas fallecidas por complicaciones asociadas al virus,

Hizo un llamado a la autoridad sanitaria del país del nivel nacional, intermedio y local, Entidades Administradoras de Planes de Beneficios, especialmente EPS, y a la ciudadanía, a redoblar los esfuerzos para prevenir el contagio del coronavirus. (Ver pronunciamiento del Defensor del Pueblo)

La OMS ha informado que ningún medicamento ha demostrado, hasta el momento, prevenir o curar esta enfermedad. Por ello, es necesario continuar implementando las medidas de protección y cuidado para evitar que un eventual rebrote afecte masivamente a la población, señalo.

Se requiere disciplina social, para que en el retorno gradual y progresivo a la nueva normalidad se prevenga un rebrote en las próximas semanas. La Defensoría insiste en el acatamiento de las medidas de protección: uso del tapabocas, distanciamiento social, lavado frecuente de manos, desinfección de espacios laborales y de hogares, dijo.

Para la Defensoría del Pueblo es importante que el regreso a las clases pueda ser gradual, progresivo y seguro para los estudiantes, los maestros y el personal administrativo de las instituciones educativas.

Así, la Defensoría hace un llamado al Ministerio de Educación, y a Secretarías Departamentales y Municipales de Educación para garantizar que antes del regreso a la presencialidad, cada institución educativa cumpla rigurosamente con los protocolos de bioseguridad y que de ninguna manera se ponga en riesgo la salud de los estudiantes.

Solicitó a las autoridades sanitarias, EPS y demás agentes del sector salud, incentivar la estrategia PRASS que implica hacer las pruebas necesarias y las actividades de vigilancia y seguimiento, de manera oportuna, incluyendo la atención de toma de muestras cuando existe sospecha de contagio, cuidando que la entrega de resultados sea de manera oportuna.