La entidad dispuso turnos extra de atención de defensores públicos para garantizar el derecho a la defensa de las personas que pudieran resultar capturadas en medio de las protestas que tienen lugar en Colombia.

Los defensores públicos permanecen las 24 horas en las Unidades de Atención Inmediata (URI) de distintas ciudades del país para velar por la defensa judicial, procesal y de derechos humanos de los detenidos.

Solo en Bogotá, son más de 20 defensores públicos desplegados en las URI de Kennedy, Ciudad Bolívar, La Granja, Engativá y Paloquemao.

Adicionalmente, profesionales de la Defensoría del Pueblo hacen presencia en diferentes puntos de la capital, monitoreando algunos de los traslados por protección en aplicación del Código de Policía.

De igual manera, la Entidad hace presencia en los diferentes Puesto de Mando Unificado instalados en el territorio nacional.

La Defensoría Pública es un servicio público gratuito que presta el Estado a través de la Defensoría del Pueblo, para suministrar defensores gratuitos a las personas que se encuentran en imposibilidad económica o social de proveer por sí misma la defensa de sus derechos, para asumir su representación judicial o extrajudicial.

En atención a las situaciones que se ocasionen por cuenta de la contingencia humanitaria, la Defensoría continuará realizando actividades de monitoreo y verificación del cumplimiento de los derechos humanos en el país.