En el Distrito existe un hacinamiento del 145% de personas recluidas en centros de detención transitoria.

Al concluir  una reunión de seguimiento convocada por la Procuraduría General de la Nación, los equipos técnicos del Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá acordaron los términos del proyecto de decreto legislativo que permitan superar la emergencia sanitaria por cuenta del covid-19 en las URI, estaciones de policía y sitios de detención transitoria.

El proyecto contempla medidas de alcance nacional, dirigidas al inicio inmediato de acciones para mejorar la infraestructura de lugares de detención transitoria a cargo de los entes territoriales, la posibilidad de hacer una incorporación inmediata y en corto tiempo del talento humano necesario para la custodia y administración de los sitios de reclusión transitoria, y la aplicación de medidas y protocolos para garantizar la salud de las personas recluidas en las URI, estaciones de policía y sitios de detención transitoria.

Los equipos técnicos que elaboraron el proyecto de decreto legislativo fueron liderados por parte del Gobierno Nacional por el Ministerio de Justicia y del Derecho, y por la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, por parte del Distrito Capital, atendiendo a la vocación de coordinación y colaboración que se impone entre el orden nacional y el orden territorial, para garantizar los derechos de los ciudadanos que se encuentran detenidos de manera transitoria.

Actualmente Bogotá tiene más de 1.600 personas detenidas en las URI y estaciones de policía, como las de Kennedy y San Cristobal, donde en los últimos días se presentaron motines. El hacinamiento supera el 145%.

La versión final del proyecto de decreto legislativo se presentará para su trámite en la Presidencia de la República el día martes 27 de mayo próximo.