El Ministerio del Deporte y los gobiernos departamentales definieron los compromisos para los meses siguientes y calendario de actividades a desarrollar, y que integran la hoja de ruta para el éxito en las justas. El próximo año será decisivo para la ejecución de los proyectos de infraestructura y la organización de los Juegos Nacionales Eje Cafetero 2023.

El VII Comité Organizador de las justas definió en las últimas horas cómo será el cronograma de trabajo para 2022, con el fin de dejar encarrilada la logística y organización de los próximos Juegos Nacionales.

El séptimo encuentro del Comité Organizador, fue liderado por el ministro del Deporte, Guillermo Herrera, y por el Gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo. Se verificaron el cumplimiento de los compromisos adquiridos por los gobiernos locales en el sexto comité, al igual que el informe de la inscripción de los deportes y modalidades para los juegos que ya cuenta con 22 disciplinas y 20 modalidades habilitadas.

También se revisó el informe de ejecución de los proyectos de infraestructura y los compromisos presupuestales para la ejecución de los escenarios de la región, dejando en firme que el próximo año debe avanzar la ejecución de los recursos y de las obras.

‘Ya tenemos identificados los 34 escenarios que se van a habilitar, o se van a construir, para desarrollar estos Juegos Nacionales. La inversión subió de 214 mil millones a 233 mil millones de pesos, lo que significa que ya no tenemos ningún déficit presupuestal para la financiación de la infraestructura’, concluyó el ministro Herrera.

Así mismo, se anunció que, durante el mes de febrero de 2022, la dirección de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio lanzará el ‘Plan Padrino’, con el fin de focalizar los esfuerzos y acompañar a las regiones para otorgar de nuevo el reconocimiento deportivo de las ligas del país que se encuentran vencidas. El objetivo es lograr el ciento por ciento de las ligas habilitadas para los Juegos Nacionales.