Varios de ellos se reunieron con el secretario de Deporte de Caldas, Andrés Felipe Marín, para manifestarle sus necesidades e inquietudes.

Los atletas hacen parte de clubes que cuentan con reconocimiento deportivo renovado desde el año 2017 pero la Liga ya no está activa.

Marín les garantizó el respaldo desde la Gobernación de Caldas para los trámites de reactivación de la Liga ante el Ministerio del Deporte, apoyarlos con implementación deportiva, entrenador y recursos para viajes y competencias.

Julián David Montoya Zuluaga es estudiante de derecho de la Universidad de Caldas y práctica fútbol para ciegos en Risaralda. El deportista llegó desde Aranzazu a Manizales en el año 2015 para estudiar en la Universidad y buscar el apoyo de un entrenador o institución, pero encontró todas las puertas cerradas.

Como él, son muchos los deportistas caldenses con limitaciones visuales que  sueñan con hacer parte nuevamente de una Liga y volver a practicar el deporte que les apasiona, algunos el ajedrez, otros el atletismo, fútbol y bolos.