El Ministerio del Deporte definió el protocolo de bioseguridad para el reinicio de las prácticas para los atletas con capacidades alternativas.

Así lo confirmó a Radio Digital de la Presidencia de la República, Miguel Acevedo, Director de Posicionamiento y Liderazgo del Ministerio del Deporte.

Este protocolo atendió las recomendaciones del Gobierno Nacional y del Ministerio de Salud y contiene un esquema para el retorno de los entrenamientos específicos de alto rendimiento para atletas paralímpicos y también para los convencionales.

El esquema consideró como criterios para determinar la fase de reinicio de las actividades, el nivel de riesgo de contagio del covid-19 (siendo 1 el menor riesgo; y 4, el máximo); la fecha de aparición del pico epidémico y el nivel de funcionalidad del atleta.

Sobre este último criterio, Acevedo advirtió que si bien la mayoría de las personas en situación de discapacidad no presentan inherentemente un riesgo mayor de contraer el coronavirus, también es cierto que algunas personas, dependiendo de su discapacidad, son tres veces más propensos a tener enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes o cáncer, que son afecciones relacionadas con las complicaciones que genera el covid-19.

“Bajo este entendimiento, el Ministerio del Deporte, con el propósito de limitar al máximo la probabilidad de infección por la pandemia, cuando se reanuden las prácticas y la posterior competición y preservar la vida y la salud de los deportistas, incluyó las actividades del deporte paralímpico en el nivel de riesgo 2, aclarando que algunas disciplinas podrán hacer parte de otros niveles, teniendo en cuenta su grado de exposición grupal y el riesgo de contagio”, comentó el Director Acevedo.

En la configuración de este protocolo participó activamente el Comité Paralímpico Colombiano y cuenta con las valoraciones y aportes por parte del Ministerio de Salud.