Este corredor funcionará para todo tipo de vehículo, 24 horas al día, luego de recuperar las condiciones de seguridad para operar la vía, dice en una comunicación del INVÍAS

El corredor viene operando con cierres nocturnos al tránsito de vehículos para llevar a cabo las labores de estabilización del talud Bellavista, ubicado en el km 39 de la vía, que resultó afectado por un derrumbe de grandes proporciones a causa del invierno, indicó el director General del Invías, Juan Esteban Gil Chavarría. AUDIO 

No obstante, a la fecha el INVÍAS ha logrado estabilizar el sector más crítico del talud gracias a los trabajos de ingenieros, operarios y especialistas en el sector. Por tanto, desde el 28 de enero, el corredor Calarcá – Cajamarca no tendrá restricción para ningún tipo de vehículos, tampoco habrá restricción nocturna en el corredor.

Las labores realizadas en la zona y que obligaron a realizar los cierres permitieron estabilizar 3 terrazas del talud, gracias al tratamiento especializado que se le ha dado con nuestros profesionales y especialistas del INVÍAS.

Hasta mañana martes 26 de enero por el corredor Calarcá – Cajamarca se permitirá el paso exclusivo de transporte de carga y transporte público de pasajeros en horario continuo entre las 5:00 a. m. y las 5:00 p. m. El tránsito de vehículos particulares se enrutará por el alto de Letras.

En caso de presentarse lluvias fuertes o evidencias de riesgo de derrumbe a través del sistema de monitoreo, para salvaguardar vidas de los usuarios y trabajadores, la entidad podrá cerrar parcial o totalmente la vía en los sectores ubicados entre el km 15+800 y el km 49+800. Estos cierres estarán a cargo de la Policía Nacional de Carreteras, previa coordinación con el personal del INVÍAS.