La maestría en desarrollo regional y planificación de territorio diseña programas que permiten mayor capacidad de acceso al empleo.

Así lo explicó el profesor José Fernando Olarte Osorio, tras hacer un análisis de la Gran encuesta Integrada de Hogares (GEIH) Mercado Laboral realizada por el DANE, que arrojó que para el 2019, la tasa de desempleo fue 10,5%, lo que representó un aumento de 0,8 puntos porcentuales frente al año 2018 (9,7%). Tema de coyuntura en el país.

“El desempleo es un factor que genera preocupación, el no tener empleo es una de las formas en las que se imposibilita los ingresos de las personas y el empleo dignifica al ser humano”, manifestó el docente, quien además es graduado de este posgrado de la UAM.

De ahí la importancia de que más profesionales cursen la Maestría en Desarrollo Regional y Planificación del Territorio, que lleva más de una década formando una masa crítica, de pensamiento y acción por el ejercicio del desarrollo regional.

La forma en que se concibe el desarrollo de la sociedad articulado con las de concebir el bienestar, el deseo de mejorar las condiciones de vida y  las maneras en que se hace una intervención de carácter social, económico, institucional y físico en el territorio, hacen parte de las capacidades de pensamiento crítico que un Magíster en Desarrollo Regional y Planificación del Territorio desarrolla en su pregrado.

Así se codensa el quehacer de la Maestría en Desarrollo Regional y Planificación del Territorio de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM) la cual tiene sus inscripciones abiertas para la cohorte 12 y la cohorte quinta en extensión con Ibagué