La Dirección de Investigación Criminal, Interpol y la Dijin de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía en Quindío, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas y Antioquia, lograron la captura con orden judicial de 40 integrantes del Grupo Delincuencial Organizado ‘Los Flacos’.

Mediante 45 diligencias de allanamiento y registro, de manera simultánea se logró desmantelar el grupo delincuencial y se imputaron cargos a 6 individuos en centros penitenciarios. Así mismo, se materializaron las medidas cautelares de extinción del derecho de dominio a cuatro de sus bienes inmuebles y dos motocicletas, avaluados en aproximados 630 millones de pesos-

Comunicado del Departamento de Policía Quindío.

La Policía Nacional, a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, en los departamentos del Quindío, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas y Antioquia, logró la captura, por orden judicial de 40 integrantes del Grupo Delincuencial Organizado (GDO) ‘Los Flacos’ y se imputaron cargos a 6 individuos en centros penitenciarios.

En el desarrollo de la investigación se estableció que, este grupo delincuencial desplegaba su actuar criminal en actividades ilícitas como homicidio selectivo, el control del préstamo de dinero ‘gota a gota’, y el tráfico de estupefacientes en menores y grandes cantidades.

La estructura criminal tenía su lugar de abastecimiento en el departamento del Valle del Cauca y contaba con una marcación particular del proveedor, comercializando el estupefaciente en los municipios de Armenia, La Tebaida y Quimbaya (Quindío), donde mensualmente alcanzaba a traficar un promedio de 10 toneladas de marihuana.

Así mismo, el proceso de investigación condujo al esclarecimiento de 11 homicidios en esta región del país, y a la materialización de medidas cautelares de extinción del derecho de dominio  a 4 bienes inmuebles y 2 motocicletas, pertenecientes a la estructura criminal, avaluados en $630 millones .

Dentro de los indiciados se encuentra alias ‘Pachala’, colaborador y primo de alias ‘El Flaco’, segundo cabecilla de la estructura criminal, quien se encuentra prófugo de la justicia, junto con el cabecilla principal, conocido  como ‘Pacho Machete’.

Se les responsabiliza de dinamizar las rentas criminales relacionadas con la comercialización de sustancias estupefacientes a gran escala y comisión de homicidios selectivos, cuya principal zona de concentración se concentra en el municipio de Cartago (Valle del Cauca), extendiendo su hegemonía criminal en los departamentos de Risaralda y Quindío.

En el municipio de Armenia, se capturó a uno de los principales cabecillas de la organización, conocido como “El Seño”, encargado del control de los préstamos ‘gota a gota’, y la creación ilegal de una compra y venta dedicada a la comercialización de vehículos como fachada para el lavado de activos de la organización.

Otro de los detenidos es conocido como ‘El Abogado’, quien ofrecía sus conocimientos jurídicos, siendo abogado penalista, frente al manejo de los fines ilícitos de la organización delincuencial.

Adicional a las capturas, en las acciones simultáneas, se incautaron: un revolver y una pistola,  documentos , 21 equipos celulares, un disco duro, un computador portátil, 370 gramos de marihuana y más de $94 millones de pesos colombianos.

Según informaciones recopiladas por los investigadores, al parecer, los capturados estarían conformando redes de tráfico de estupefacientes que abarcarían toda la cadena criminal desde el cultivo, transporte y aprovisionamiento, hasta la distribución y conformación de componentes armados para el control territorial.

A algunos de ellos, les figuran antecedentes de procesos judiciales por delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y homicidios; inclusive ingresos a prisión por estas conductas.

Los capturados fueron dejados a disposición de autoridad correspondiente por los delitos de tentativa de homicidio, homicidio agravado, asesoramiento a grupos delictivos organizados y grupos armados organizados, concierto para delinquir agravado con fines de tráfico de estupefacientes, homicidio, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, destinación ilícita de bienes muebles e inmuebles para la comisión de delitos