Delegados del Instituto Nacional de Salud  y de la Dirección Territorial de Salud analizaron la concordancia y verificación de los datos sobre  pacientes confirmados del virus.
También se revisó cómo se hace el seguimiento de los cercos epidemiológicos, identificación de conglomerados y demás acciones de vigilancia que adelanta la Dirección Territorial de Salud.

“El balance fue positivo, ellos se fueron con muy buena perspectiva del departamento y lo manifiestan. Nos tienen como un departamento juicioso y ajustado a los lineamientos del INS  y el Ministerio de Salud”, indicó Daniela Blandón, epidemióloga de la Dirección Territorial de Salud.