La Fiscalía, la Policía y el Cuerpo Técnico de Investigación capturaron y judicializaron a los sindicados que estarían involucradas en el lavado de activos por cerca de 1,3 billones de pesos.

La investigación constató que la estructura ilegal, contactó a mineros con poca capacidad económica y que no tenían la infraestructura para la extracción de oro, y les ofrecieron el servicio de comercialización.

La Fiscalía, informó que la red delincuencial habría adulterado los certificados de origen de oro obtenido ilícitamente el cual registró ante la Agencia Nacional Minera y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

El ente acusador, indicó que habrían dado apariencia de legalidad a millonarias exportaciones realizadas a zona franca y Estados Unidos.

El material de prueba da cuenta de que, mediante esta modalidad, fueron enviadas al exterior 8,1 toneladas de oro extraído en minas ubicadas en Antioquia, Chocó, Caldas, Bolívar y Córdoba. Esta actividad, presuntamente, se realizó entre el 2015 y el 2021

Las capturas se cumplieron en Quibdó (Chocó), Marmato (Caldas), Dosquebradas (Risaralda), y en Bello, San Roque, La Estrella, Caucasia, Rionegro, Yarumal y Medellín (Antioquia).

En las diligencias fueron incautados 320 millones en efectivo. La Fiscalía imputó a los procesados, según sus responsabilidades individuales, lavado de activos, enriquecimiento Ilícito de particulares y concierto para delinquir.