El presidente de la Dimayor Fernando Jaramillo tras lo sucedido durante el partido. Cortulua- Cali, aseguró que la prioridad es tener castigos ejemplares con los hinchas que invadieron el terreno de juego, quienes no deberían volver a los estadios.

El dirigente deportivo rechazó los que consideró lamentables hechos. Yo no creo que esas personas representen a una hinchada de fútbol y a los hinchas del Deportivo Cali, hay que ser conscientes que eso le hace más daño al club que cualquier otra cosa y no solo al club, no solo a Cortuluá, no solo a Cali, al fútbol en general, comento.

Jaramillo se mostró severo: eso aleja a las familias de los estadios y es por eso que debemos tomar las medidas más drásticas con las autoridades, y es judicializar a esas personas, identificarlas.

Trabajar con ellos, judicializarlas y también endurecer desde el punto de vista deportivo las sanciones, para que sepan que las hinchadas perjudican a sus clubes, agregó.

El presidente de la Dimayor destacó la reacción de las autoridades: “esa alianza la hay, siempre hay preparación para esos encuentros, hubo reunión con la Policía. Reaccionó la Policía adecuadamente y por eso no tuvimos más hechos que lamentar”.

“Hay que sancionarlos de por vida”

Para el dirigente, la principal solución es fortalecer la infraestructura: parte de poder combatir el problema es seguir trabajando en infraestructura, con más cámaras en los estadios, la sanción debe ser de por vida para las personas que tienen este tipo de actitud en los estadios, agregó.

“En eso tenemos que trabajar y yo creo que hay una corresponsabilidad entre autoridades locales, el Gobierno central, por supuesto, y los clubes de fútbol. Tenemos que seguir trabajando, yo sé que esto siempre se dice y seguimos teniendo incidentes como estos que nos recuerdan que no estamos haciendo lo posible”, añadió.