La Junta aprobó presentar la documentación para participar en la subasta de las acciones de CaribeMar, una de las compañías que surgirán de la separación de Electricaribe.

En caso de resultar adjudicada, el Grupo empresarial incrementaría su participación al 35% en el mercado de distribución y comercialización de energía en Colombia, extendiendo sus servicios de calidad a una población de 19 millones de personas.

Para dar atención al mercado de la costa atlántica (Electricaribe tiene el 23% de la demanda nacional), el Gobierno decidió realizar dos subastas. La primera para el mercado completo de Electricaribe y, la segunda, dividida en dos bloques: CaribeMar (Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre) y CaribeSol (Atlántico, Magdalena y La Guajira).

Entrar a CaribeMar significa para EPM una oportunidad de crecimiento única de llegar al mercado de la costa atlántica y brindar su servicio a 1,5 millones de clientes. CaribeMar representa aproximadamente el 12% de la participación del mercado energético nacional.

Con esta decisión, EPM busca seguir creciendo con sostenibilidad y sumar a la calidad de vida de los habitantes de la costa atlántica, con un servicio de energía eléctrica con continuidad, calidad y cobertura, en su propósito de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.