El exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, destacó las intenciones del presidente Gustavo Petro de dialogar con grupos armados; sin embargo, señaló que quienes incumplieron el Acuerdo de Paz no tienen derecho a acceder a la justicia transicional.

Explicó que quienes incumplieron con el Acuerdo de Paz, quienes volvieron a delinquir después de la desmovilización y el desarme y de la entrada vigencia del acto legislativo, que le dio vida a la JEP, es claro en que deben someterse a la justicia ordinaria.

Destacó los intentos que tiene el Gobierno actual de llevar a cabo una política de paz total para “desarticular los actores de violencia, que están generando además un fenómeno de violencia”, como consecuencia de no implementar el Acuerdo de Paz.

Al exministro le parece audaz hablar con todos (los grupos armados) al mismo tiempo, sin embargo, señaló que el Gobierno debe tener claridad de las “distintas pistas” del diálogo.

El Gobierno “está bien orientado” en su política de paz e intencionado, al “buscar que se desactiven tantos grupos armados” al tiempo, pero “le falta una política de seguridad mientras se estudian los caminos del diálogo”, explicó.

“Son distintos diálogos, con distintos marcos jurídicos y que no se pueden mezclar peras con manzanas y meter a todos los actores armados en un mismo costal”, recalcó el exministro.

La presentación del texto de la ley de sometimiento en el Congreso “permitirá tener un blanco y negro y los instrumentos jurídicos que serán la columna vertebral de la política de paz”, añadió. Y el Gobierno debe, dejó claro, evitar el reciclamiento de esas bandas criminales y de narcotráfico, y ser claro a qué grupos se aplicará un determinado marco jurídico, indicó.

Reitero que se debe dejar claro que en el caso de ELN es una negociación política y en el caso de las disidencias de las Farc es un sometimiento a la justicia, que haya unos beneficios importantes a través del Código Penal y no de justicia transicional”.