La dirección nacional de la Policía Nacional acató la orden del presidente de la república Gustavo Petro de retirar de las zonas más afectadas por el conflicto armado a los jóvenes que están pagando servicio en la institución. La decisión  se adoptó luego del ataque a una patrulla de la Policia en el Huila que dejo 7 uniformados muertos, incluidos tres auxiliares.

El director de la Policía, general Henry Sanabria, dijo que con la orden del presidente vamos a mirar cuántos auxiliares deberían salir de estas zonas donde hay mayor riesgo para ellos, consideramos que son más o menos 2.000 auxiliares que tendríamos que reubicar.

Dijo que la medida busca reducir el número de policías auxiliares afectados, en su mayoría, jóvenes de entre 18 y 22 años; este grupo de uniformados ha sido el más sacrificado en los recientes atentados contra la institución.

Según el presidente no puede haber más auxiliares de policía en las zonas que denominamos de conflicto. Hay que cuidar a esa primera juventud de dieciocho a veinte años, que equivale más o menos lo mismo que el servicio militar obligatorio en el caso de las Fuerzas Armadas.

Dijo que su nivel de experiencia es mínimo, por su condición que es básicamente la de cumplir un requisitos de ley. Esos muchachos y muchachas no pueden estar en sitios de alto riesgo donde se necesita capacidad, mucha más experiencia y más años, indicó el presidente.