Caldas, Quindío, y Risaralda, se postularon como sede del regreso del fútbol colombiano, luego de que se supere la emergencia por el Covid-19.

La Liga colombiana trabaja para tratar de que vuelva la competencia, pues el coronavirus tiene suspendido el campeonato y eso ha afectado la economía de los equipos. La reanudación de este deporte la analizan la Federación Colombiana de Fútbol y el Ministerio de Deporte.

Gobernadores y secretarios de deporte del Eje Cafetero se reunieron reunión con las directivas del fútbol profesional colombiano para hablar de este asunto.

El Eje Cafetero cuenta con suficiencia en infraestructura deportiva, hotelera y de salud.

“El Eje Cafetero no está improvisando. Ya fuimos sede del Mundial Juvenil sub 20, hemos realizado otros torneos, ganamos Copa Libertadores en el Eje Cafetero, entonces estamos preparados para ser la sede de ese regreso tan anhelado del fútbol profesional a Colombia”, añadió el mandatario.

Aunque no hay fechas para el regreso, es seguro que la Liga volverá a puerta cerrada para evitar el riesgo de los futbolistas, entrenadores y demás miembros de los equipos. Lo que resta del campeonato se jugará en una sede fija.

Por directriz del Gobierno Nacional el próximo 8 de junio se reanudarán los entrenamientos, pero de manera individual.

Según declaraciones del ministro del Deporte de Colombia, Ernesto Lucena, esperan que el regreso del fútbol profesional colombiano se dé en agosto.