El Comando de la Octava Brigada, expidió un comunicado aduciendo que no son políticas institucionales las ofensas de genero al responder a críticas por cantos ofensivos de uniformados del batallón Ayacucho.

La unidad militar orgánica de la Quinta División del Ejército Nacional, expidió el comunicado tras conocerse la denuncia en el diario La Patria,  en la columna de la periodista Adriana Villegas.

El comunicado es el siguiente:

Respecto a la denuncia publicada en diferentes medios de comunicación sobre la utilización de términos inapropiados en una animación, mientras realizaban entrenamiento físico un grupo de soldados, el Comando del Batallón de Infantería N.° 22 Batalla de Ayacucho se permite informar a la opinión pública que:

  1. Los términos usados en los cantos o animaciones referenciados no corresponden a ninguna instrucción o doctrina militar impartida dentro de la Institución. Por el contrario, son hechos que enlodan la imagen institucional y van en contravía de las políticas de defensa y promoción de los Derechos Humanos, así como del respeto hacia la mujer dentro del Ejército Nacional.

 

  1. Frente a la situación denunciada, este Comando inició la verificación correspondiente para identificar a los uniformados que habrían incurrido en esta mala práctica y fortalecer la capacitación en derechos humanos a este personal.

 

  1. Igualmente, se ha reiterado que la instrucción respecto a las animaciones y cantos utilizados por el personal de oficiales y suboficiales, responsables del entrenamiento físico, es que deben estar basados en el Reglamento EJC 3-185 (Reglamento de Cantos y Toques de Corneta), exaltando las más nobles tradiciones enmarcadas en la cultura militar del Ejército Nacional. Esto conlleva a que las actividades desarrolladas en los procesos de formación, capacitación, entrenamiento y reentrenamiento, se realicen conservando siempre un lenguaje adecuado, respetuoso e incentivando el espíritu de cuerpo con base en la exaltación de la dignidad humana.

 

  1. El Batallón Ayacucho continuará trabajando sin descanso por la seguridad y el desarrollo de los caldenses, en cumplimiento de nuestra misión constitucional.