Las medidas entre las dos naciones ayudarán a mitigar la propagación del virus. La Tercera División del Ejército, las autoridades de Nariño y del Ecuador avanzan en estrategias.

En aras de mantener los protocolos de bioseguridad emitidos por la Presidencia de la República, la Tercera División del Ejército Nacional, junto con las autoridades del departamento de Nariño y del vecino país del Ecuador, avanzan con pie firme en las estrategias para evitar la propagación del COVID-19 en la región, teniendo en cuenta que la frontera es porosa y requiere acciones en el territorio, para minimizar el paso irregular de migrantes al país.

El comandante de la Tercera División, mayor general Jorge Isaacs Hoyos, hasta la fecha ha llevado a cabo reuniones con autoridades departamentales y binacionales, como el gobernador de la provincia de Carchi, el comandante del Comando Operativo No. 1 Norte, y el comandante de la Brigada No. 31 Andes, del Ejército Ecuatoriano, que han permitido el despliegue de la ‘Operación Espejo’, la cual desarrolla controles rigurosos en los pasos informales sobre la frontera, y evita así la propagación de esta pandemia en el departamento de Nariño.

Además de las acciones previas ejecutadas por el Grupo de Caballería Mecanizado No. 3 ‘General José María Cabal’, adscrito a la Vigésima Tercera Brigada, para la fase en marcha, la Tercera División desplegó 500 hombres más sobre el área fronteriza, y capacidades como el despliegue de tres escuadrones mecanizados y motorizados del Grupo de Caballería Liviano Meteoro No. 8; el vehículo móvil de acción integral, que transporta a la emisora y al equipo de perifoneo del Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo No. 3, y el Sistema Aéreo no Tripulado (UAS), del Batallón de Movilidad y Maniobra No. 3, que permite el desarrollo de reconocimientos aéreos sobre el área de frontera, estableciendo en tiempo real posibles movimientos irregulares de migrantes.

Así, la Tercera División del Ejército Nacional continúa comprometida con la bioseguridad del suroccidente colombiano, donde los soldados afrontan esta emergencia sanitaria mundial.