La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU registró en el  2022 un total de 102.000 víctimas de confinamiento en Colombia, de las cuales el 69 % continúa confinada. Estas cifras no se habían presentado desde que se lleva el registro en el país, es decir, desde 2008.

Destacamos que el 2022 ha sido el año del confinamiento. Nosotros y nuestra interpretación, y por lo que vemos en los territorios, es que el fenómeno está aumentando, respondiendo a dinámicas de control territorial y de ejercicio de control social por parte de los grupos armado, dijo Claudia Rodríguez, jefa de la dependencia.

Para el año 2023 la situación seguiría siendo complicada, según reportó la OCHA, pues 7.7 millones de personas requerirían asistencia humanitaria, en necesidades que se relacionarían con la protección y seguridad, el agua, la salud y educación, así como en acceso a bienes y servicios básicos. El desplazamiento forzado dejó al menos 160.000 víctimas en Colombia durante el año pasado.

“Reconocemos que el nuevo Gobierno está haciendo muchos esfuerzos para disminuir la violencia y esperamos que esos esfuerzos lleguen a buen fin y las comunidades lo puedan sentir. La paz no se construye en un día, lleva tiempo y requiere de muchas voluntades, pero esperemos que todas esas voluntades se alineen para que el país pueda vivir esa paz que todos anhelamos, explicó Rodríguez