La Corte Suprema de Justicia le comunicó que la medida de aseguramiento quedó en firme y que el Senado deberá tramitar su suspensión como legislador. Su reemplazo será Yenny Rozo.

Con la negativa de la defensa del exmandatario a presentar reposición frente a la medida de aseguramiento, esa decisión quedó en firme y se desata un limbo jurídico de relevancia política. En los últimos días hubo un debate  si la detención domiciliaria del expresidente implicaba su salida del Congreso..

Ahora que la medida quedó en firme, la Corte informará oficialmente a la mesa directiva del Senado a fin de que se tramite la suspensión temporal del senador y se dé paso al nombramiento de su reemplazo.

Se aplicará el artículo 134 de la Constitución y del artículo 277 de la Ley 5 de reglamento del Congreso. La Carta Política, dice que “los miembros de las corporaciones públicas de elección popular no tendrán suplentes. Solo podrán ser reemplazados en los casos de faltas absolutas o temporales que determine la ley, por los candidatos no elegidos que según el orden de inscripción o votación obtenida le sigan en forma sucesiva y descendente en la misma lista electoral”.

La misma norma, más adelante, en su parágrafo transitorio, agrega: “Constituyen faltas temporales que dan lugar a reemplazo, la licencia de maternidad y la medida de aseguramiento privativa de la libertad”.

El reglamento del Congreso, en el aparte referido, ordena que “el ejercicio de la función de congresista puede ser suspendido en virtud de una decisión judicial en firme. La Comisión de Ética y Estatuto del Congresista conocerá de tal decisión que contendrá la solicitud de suspensión a la Cámara a la cual se pertenezca”.