El gobernador,  Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas,  se reunió en Bogotá con la ministra de justicia, Margarita Cabello Blanco, y el director del INPEC, general Norberto Mujica Jaime.

El objetivo fue analizar aspectos relacionados con la crisis que en materia carcelaria se registra en el Quindío debido a los altos índices de hacinamiento reportados.

Jaramillo Cárdenas expuso los registros entregados por la Policía y la Seccional de Fiscalías, los cuales dan cuenta de una sobrepoblación que, de un lado, atenta contra la dignidad humana por las condiciones en que se encuentran los detenidos y de otro, porque esta situación exige la disposición de personal e instalaciones que en condiciones normales deben ser destinados a labores de investigación, seguridad y vigilancia.

El gobernador confió en los buenos oficios de la ministra y el director del INPEC, quienes conocieron la propuesta presentada recientemente por él ante el Consejo de Seguridad del Quindío, en el sentido de gestionar recursos para la adecuación de un centro transitorio de reclusión como propuesta de corto y mediano plazos.