El director de Gestión del Riesgo, Félix Ricardo Giraldo, aseguró que se ha presentado un incremento en la inestabilidad del aparato volcánico. El gobierno permanece atento e hizo un llamado a la calma.

En los últimos días el Volcán Nevado del Ruiz ha incrementado los síntomas de inestabilidad. Así lo confirmó el director de la Jefatura de Gestión del Riesgo, Medio Ambiente y Cambio Climático, Félix Ricardo Giraldo Delgado,  quien aseguró que se ha presentado emisión de ceniza, de gases y de vapores con mayor frecuencia.

Según el funcionario, este es un comportamiento normal del volcán, acorde con el nivel de actividad. “La actividad se encuentra dentro de los parámetros normales para un nivel amarillo, que indica que el volcán es inestable. En ese estado viene desde el 2012 y  los niveles de energía y la profundidad de los sismos no dan indicio de que se pueda presentar una erupción eminente o en los próximos días”, señaló.

Igualmente, explicó que se puede generar más caída de ceniza volcánica y que puede ser dispersa por los vientos hacia Chinchiná, Villamaría y Manizales. “La recomendación es proteger las vías respiratorias con uso de tapabocas y hacer una limpieza adecuada de canales y bajantes de las viviendas para evitar inundaciones”, agregó.

Además, Giraldo Delgado manifestó que el Servicio Geológico Colombiano  monitorea permanentemente el volcán y que los síntomas presentados no generan un aumento en el nivel  de actividad.

“A las comunidades ubicadas en la zona de influencia en Caldas, como Villamaría, Chinchiná, Palestina, Manizales y Neira, les recomendamos que estén atentos a los comunicados oficiales del Departamento, del Servicio Geológico Colombiano y de las entidades de gestión del riesgo a nivel municipal y departamental, con el fin de acordar y promover los planes de contingencia”, indicó el funcionario.