Las protestas del 21 de marzo en 14 prisiones del país, que dejaron 23 muertos, fueron organizadas por cabecillas del Eln y disidencias de las Farc,  reveló el Fiscal General, Francisco Barbosa.

Se dio  un complejo plan de fugas masivas elaborado por el ELN y la disidencia de las Farc encabezada por Henry Castellanos alias Romaña, uno de los responsables de los desmanes.

En un video compartido en redes sociales, Barbosa explica que, tras los hechos en que también resultaron heridas más de 100 personas, la Fiscalía General de la Nación asignó un equipo de fiscales e investigadores adscritos a la dirección del CTI para adelantar acciones de investigación

Las indagaciones tuvieron dos líneas de investigación, una relativa a la muerte de los 23 reclusos en la cárcel La Modelo, asignada a un fiscal de Derechos Humanos que aún se encuentra en proceso, “y otra relativa a quiénes estuvieron detrás de instigar, concertarse, para el levantamiento de las cárceles”.

Fue así como, gracias al trabajo articulado, se conoció que detrás de estos hechos estaría alias Romaña, a quien autoridades le perdieron el rastro desde agosto de 2019, cuando apareció junto a Iván Márquez, Jesús Santrich y El Paisa, entre otros guerrilleros, anunciando su regreso a las armas.

“La Fiscalía, a través de su equipo de investigadores, ha recolectado material probatorio que demuestra que esta persona está detrás de los desórdenes que se presentaron en las cárceles”, agregó el fiscal.