Los jefes de prensa

Año nuevo, gobernantes nuevos. Cada torero llega con su cuadrilla, los nuevos jefes empiezan a acomodar sus alfiles, incluidos los Jefes de Prensa, un cargo muy importante en una organización.

Por: Eduardo Aristizábal Peláez.

Ya completamos una docena de días con los nuevos alcaldes, gobernadores, diputados y concejales. Se adelantan los procesos de selección de secretarios de algunas entidades, de personeros y contralores municipales y departamentales. Los secretarios de despacho ya se empiezan a acomodar en sus nuevas sillas y queda pendiente la elección de algunos funcionarios  en los municipios y departamentos.

Como cada torero llega con su cuadrilla, algo normal y acostumbrado, los nuevos jefes empiezan a acomodar sus nuevos alfiles y entre ellos a  los Jefes de Prensa, que ocuparán uno de los cargos más importantes de cualquier organización. Infortunadamente, algunos de los nuevos servidores públicos a quienes les corresponde tomar determinaciones en éste delicado tema, creen que Jefe de Prensa puede ser cualquiera. Todavía creen que todo comunicador es periodista, pero no.

Comunicador es el locutor, comunicador es el relacionista, comunicador es el publicista, comunicador también es el periodista; pero un locutor no es periodista, ni el periodista es publicista. Por éste motivo, como periodista profesional con 45 años de experiencia  en diferentes medios de comunicación, quiero expresar mi criterio en torno a este espinoso tema de las Jefaturas de Prensa.

Con la  aparición, difusión y progreso vertiginoso  del internet, el mundo  cada vez se vuelve más mediático. Por éste motivo, ya han aparecido  nuevas maneras  de comunicar y nacen permanentemente  plataformas que facilitan la relación entre las empresas, sus clientes en particular y la comunidad en general. Actualmente, empresa que se respete necesita contar con un profesional experto en medios que ejerza como responsable o Jefe de Prensa, que se encargue de todos los temas relacionados con la comunicación de la marca o empresa, del sector público o privado.

Un jefe de prensa es la persona encargada de establecer un vínculo entre la empresa y los distintos medios de comunicación, generando así una mayor visibilidad para la organización y fortaleciendo su imagen. Un verdadero Jefe de Prensa se encarga de difundir información y noticias sobre la organización, proyectar, mejorar o trabajar la imagen empresarial y su reputación en los medios de comunicación, establecer y fortalecer  un vínculo firme y estable entre la empresa  y los diferentes medios masivos de comunicación.

El cargo de Jefe de Prensa siempre lo debe ocupar un Periodista Profesional con experiencia, que haya calzado ya los mocasines de sus colegas, que interprete sus necesidades y esté familiarizado con el teje y maneje de los medios, para llegar más fácilmente, a ellos.

En algunos casos, dependiente del tamaño de la organización, de su presupuesto, de sus objetivos, el Jefe de Prensa cuenta con un grupo de colaboradores, comunicadores con diferentes perfiles, como el relacionista, el publicista, entre otros, quienes ejecutan  las labores propias de su actividad, siempre de acuerdo a las pautas trazadas por el  Jefe de Prensa. Son un importante complemento.

La función principal del jefe de prensa es ser un intermediario entre la empresa y los vehículos de comunicación, ampliando la visibilidad de la institución y fortaleciendo su imagen. Él trabaja para divulgar noticias sobre la organización o buscando la manera en la que sus profesionales participen en entrevistas o reportajes.

El jefe de prensa es el profesional que ayuda a trabajar la imagen de la empresa junto a los medios de comunicación. Ellos tienen la función de elaborar una estrategia de comunicación, analizando cuáles son los vehículos que se deben utilizar para comunicar qué es la empresa y lo que ésta realiza;  por cuáles medios: radio, televisión o prensa,  qué  temas de actualidad se deben difundir,  producir comunicados de prensa  e intermediar o acompañar entrevistas entre representantes de la organización y los periodistas.

 Un jefe de prensa tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros; la reputación de la empresa o entidad que representa está en sus manos El Jefe de Prensa tiene la responsabilidad de elaborar  una estrategia de comunicación,  analizar los medios que se deben  utilizar para comunicar lo que es la empresa y lo que ésta realiza.

En este sentido, se tendrán en cuenta los medios a la hora de producir y difundir la información a través de  la televisión,  radio, la prensa  o  medios digitales.

Elaborarán comunicados de prensa e intermediará o acompañará a entrevistas entre representantes de la organización y periodistas profesionales. Definitivamente  el Jefe de Prensa, es uno de los funcionarios más importantes en cualquier organización, por eso su selección debe obedecer a un proceso objetivo, serio e imparcial y no puede ser cualquiera.