Expertos de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, indicaron que en marzo comienza la época de transición entre la primera temporada seca del año y la primera temporada de lluvias del 2021, la cual tendrá un aumento en sus volúmenes considerable,  ya que actualmente esta consolidándose el Fenómeno de La Niña.

Ante esta transición ya se ha evidenciado el aumento en las lluvias en algunas regiones del país, especialmente en la Andina y Pacifica, y tal como lo ha anunciado el IDEAM, para esta Temporada de Lluvias las precipitaciones podrán estar entre un 10 y un 40% por encima de lo normal.

“La primera Temporada de Lluvias comienza oficialmente el 16 de marzo, sin embargo, el IDEAM oportunamente nos ha avisado que se anticipará y ya vemos cómo están llegando las lluvias a diferentes partes de Colombia.

Para eso, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, como coordinadora Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, ha activado los diferentes comités municipales y departamentales a lo largo y ancho del país.

Hago un llamamiento para que todos los colombianos estén muy atentos de boletines e información oficial, tanto de la UNGRD como de las entidades operativas y muy especialmente por parte de las alcaldías se van a estar circulando en los próximos meses. El llamado también para que todas las entidades operativas nos preparemos para esta primera temporada de lluvias que ya empieza en Colombia”, manifestó el Director de la UNGRD, Eduardo José González.

Eventos del 2021

A raíz de la incidencia del Fenómeno La Niña se han registrado en el país desde el 1 de enero de 2021 y hasta hoy 5 de marzo, 236 eventos por lluvias, la mayor parte de ellos movimientos en masa (117), inundaciones (35) y vendavales (31). Dichos eventos se han registrado en 152 municipios de 23 departamentos, siendo Nariño, Huila, Cauca, Cundinamarca y Risaralda los más impactados.

Estos eventos han dejado 11 fallecidos, 14 heridos y 1 persona desaparecida y se han visto afectadas 5.096 familias. Para la respuesta y atención, los Consejos Territoriales de Gestión del Riesgo han activado sus estrategias de respuesta y han operado en cada uno de estos eventos de acuerdo a las necesidades que se han registrado.

Frente a los eventos de la 1ª Temporada Seca, desde el 16 de diciembre a la fecha, se han registrado 394 incendios de cobertura vegetal en 169 municipios. A hoy se han liquidado 389 incendios y se mantienen activos 4 en Valledupar, Becerril y Agustín Codazzi en el Cesa y Mapiripán en el Meta y 1 incendio controlado en Puerto Wilches, Santander. En estos eventos se han visto afectadas más de 60.400 hectáreas que están en proceso de verificación por parte de las Corporaciones Autónomas.

Los departamentos más afectados por los incendios han sido Meta, Cesar, Boyacá, Santander y Cundinamarca.

Pronósticos y alertas

Según el IDEAM, “se prevé que se mantenga la tendencia de incremento de las precipitaciones en gran parte del territorio nacional. Los mayores volúmenes se esperan en las regiones Andina y Pacífica”, señaló la entidad técnica del SNGRD.

La entidad indicó que “Marzo es un mes de transición hacia la temporada de mayores lluvias del primer semestre, que tiene sus máximos de precipitación entre los meses de abril y mayo, particularmente, en el centro del país. Lo anterior, sumado a la incidencia de algunos sistemas generadores de lluvias en la escala local y la presencia del fenómeno “La Niña”, ha hecho que durante los últimos días se presente un aumento considerable de la nubosidad y las precipitaciones en el país”.

Se espera que las intensidades de las lluvias sean más altas en horas de la tarde y noche y con disminución de las mismas en la madrugada y las mañanas. Los pronósticos indican que se espera que los próximos días sean lluviosos especialmente en zonas de Chocó, Valle del Cauca, Nariño y Cauca, Santander, Norte de Santander, Risaralda, Quindío, sectores de Boyacá, Tolima y Huila. Así mismo, las precipitaciones pueden estar presentes en el Piedemonte del Putumayo, Caquetá, Amazonas y Guainía.

Como es época de transición, al contrario que las regiones Andina y Pacifica, el Caribe colombiano y la zona insular deben continuar atentos a las altas temperaturas, así como en la Orinoquia. En esta región están presentes los vientos fuertes, lo que genera cielos despejados, altas radiaciones y aumento de las temperaturas lo que expone la vegetación a condiciones secas susceptibles de incendios forestales.

“La región Caribe mantiene actualmente la mayor probabilidad de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en diferentes sectores, especialmente, en municipios de los departamentos de La Guajira, Bolívar y Cesar, con situación de alerta roja en los municipios de Achí, Arenal, Montecristo, Morales, Norosi, Rioviejo, Santa Rosa Del Sur, Tiquisio en Bolívar, Agustín Codazzi, Chimichagua, Curumaní, La Paz, Manaure Balcón Del Cesar.

Además de Pailitas, Valledupar en Cesar y Barrancas, Dibulla, El Molino, Fonseca, La Jagua Del Pilar, Riohacha, San Juan Del Cesar, Urumita y Villanueva en el departamento de La Guajira.”, indicó el IDEAM en su último comunicado.

En materia de alertas hidrológicas, se presenta en este momento una alerta roja por crecientes súbitas en el río Sumapaz y sus afluentes, particularmente en los municipios de Cabrera, Pandi, Melgar y Silvania (Cundinamarca), ante posibles afectaciones por desbordamientos e inundaciones; así mismo, por desbordamiento en un sector de la cuenca del río Patía.

En alerta naranja se presentan algunas cuencas del centro y sur de Chocó, particularmente la cuenca alta y media del río Atrato y algunos sectores de la cuenca del río Baudó. Así mismo, en un sector de la cuenca del río Sogamoso y del río Negro, en la cuenca alta del Cauca en sectores de Valle, Cauca, Quindío y Risaralda, en la cuenca alta del Magdalena (río Saldaña, río Páez y cuenca baja y media del río Bogotá) y de igual forma, en una zona puntual del río Guayuriba en el Meta.

En cuanto a las zonas con alerta por deslizamientos, teniendo en cuenta la información del IDEAM, el nivel más alto (roja), se presenta en dos municipios de Cauca, uno del suroriente antioqueño y otro de Cundinamarca. Se destaca además la alerta naranja en 24 municipios del departamento del Cauca y 17 de Chocó. Así mismo, se señala que en este momento 375 municipios del país, presentan algún nivel de alerta por posibles movimientos en masa.

Recomendaciones y Planes de Contingencia

Desde la UNGRD se hace un llamado a las autoridades departamentales y municipales a activar los respectivos planes de contingencia especialmente para lluvias y continuar con la implementación de medidas que reduzcan y mitiguen la vulnerabilidad de los territorios.

Se recomienda que los territorios implementen medidas para identificar las zonas de mayor riesgo para las comunidades, así como Sistemas de Alerta Temprana y mecanismos de alertas comunitarias en ríos y quebradas con mayor riesgo de avenidas torrenciales y crecientes súbitas.

También deben realizar el monitoreo de vías que sean susceptibles a presentar eventos de movimientos en masa (deslizamientos). Es recomendable que se aceleren las obras de mitigación que estén implementado y destinar los recursos necesarios para ejecutar medidas de reducción como la limpieza de caños, canales y el reforzamiento de jarillones.

La comunidad también debe acatar las recomendaciones siendo la más importante de ellas la NO exposición en ríos, quebradas y zonas de ladera. Así mismo, se deben conocer cuáles son las zonas de mayor riesgo ante crecientes y deslizamientos. Si por ejemplo se está cerca de un río o canal estar atento a los cambios que esté presente e informarlos a las autoridades. Desarrollar planes comunitarios con los vecinos, saber cuál es su punto de encuentro o de protección seguro.

Al respecto de otros eventos asociados a las lluvias como los vendavales o precipitaciones muy fuertes, es necesario que se aseguren techos y tejados; limpiar las canaletas que permitan que circulen siempre las aguas lluvia y evitar así inundaciones, así mismo no desviar ni taponar caños o desagües y finalmente tener siempre a la mano y conocer los números de los organismos de socorro y de las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo.