Funcionarios de la Secretaría de Gobierno y Convivencia, la Casa del Consumidor y la Fiscalía , visitaron de manera sorpresiva varios supermercados de la ciudad.

El objetivo era verificar el precio de los productos, a raíz de denuncias ciudadanas que alertaron sobre presuntas alzas durante la emergencia por coronavirus en el país.

De acuerdo con el secretario de Gobierno, Javier Ramírez Mejía, el equipo interinstitucional encontró que los rangos de los precios están dentro de la franja normal, y que no se encuentran en el umbral especulativo, por lo que dio un parte de tranquilidad a la ciudadanía.

No obstante, advirtió que en los casos en que se compruebe abuso en el valor de los alimentos, se invita a hacer las denuncias sustentadas en la Casa del Consumidor.

Resaltó que la petición del alcalde de Armenia, José Manuel Ríos Morales, es seguir vigilantes para evitar que se presenten hechos que afecten el bolsillo del consumidor, así como seguir trabajando para brindarle a la ciudadanía la seguridad de que se está velando por su bienestar.