El alcalde de la capital del Quindío, José Manuel Ríos Morales, y el Consejo de Seguridad decidieron modificar el toque de queda y la ley seca, disposición que a partir de la fecha se fijó de 12 de la noche a las 5 de la mañana.

El mandatario indicó que en la mesa Covid-19 con el hospital San Juan de Dios se decidió pasar de alerta roja a alerta naranja, en el control del Covid-19 y en Consejo de Seguridad se implementó el nuevo horario del toque de queda y de la ley seca.

Esta medida será permanente hasta nueva orden, dependiendo nuevamente del nivel de los contagios y de la ocupación que tengamos en la unidad de cuidados intensivos”, señaló el mandatario.

Junto a esta decisión reiteró, a todos los cuyabros, que no se puede bajar la guardia, el virus está y la responsabilidad es nuestra. “Si nos cuidamos de manera individual, estamos protegiendo a nuestras familias y por supuesto, entre todos trabajaremos en equipo para reactivar la economía y potencializar nuevas oportunidades”, indicó.