El objetivo ha sido llegar a aquellas instituciones, centros de salud, sector financiero y empresas de comercio en general que certificaron sus protocolos.

Amanda Gutiérrez, líder del proyecto Salud y Ámbito Laboral, añadió que no solo se han enfocado en la revisión de los protocolos previamente certificados, sino que, también, se ha realizado una asesoría técnica y capacitación a todo el talento humano para que acojan, correctamente, todas las medidas preventivas que buscan evitar la propagación del Covid-19 en el espacio laboral.

“La empresa es grande, entonces se presta para tener un distanciamiento entre los operarios. También, tenemos dispuesto, en cada uno de los baños, gel antibacterial y jabones; cada dos horas suena un timbre para que estén lavándose las manos”, dijo Sandra Viviana Olano,  jefe de producción de la empresa Sierra Alta.