Un total de 57 habitantes de calle son atendidos por la Secretaría de Servicios Sociales y Salud, con el fin de contener la expansión del coronavirus.

La pandemia ya ha dejado en el Quindío 16 personas infectadas , dos de ellas reportadas en   Calarcá.

Entre las acciones están la entrega de alimentación y ayudas humanitarias.

El trabajo también está enfocado a empezar a suministrar gel anti bacterial y alcohol. En la actualidad hay un trabajo articulado de atención permanente para verificar a diario el estado de salud de esta población vulnerable.