La gobernación de Caldas, alcaldes, secretarios de despacho, gremios y otras autoridades expusieron las disposiciones para la reapertura gradual y progresiva de ambos sectores.

Durante el PMU se enfatizó en que las empresas del sector manufacturero y de construcción del departamento de Caldas solo podrán realizar reapertura de sus actividades, siempre y cuando tengan como principal requisito los protocolos de bioseguridad implementados al 100% ante la contingencia del COVID-19, antes de su apertura.

Paula Andrea Toro Santana, secretaria de Desarrollo, Empleo e Innovación de Caldas, indicó que otro tema abordado fue el papel que tienen las alcaldías en la inspección, vigilancia y control del cumplimiento de dichos protocolos de bioseguridad en ambos sectores.

“Compartimos con todos los alcaldes una buena práctica identificada en el municipio de Manizales, quien ya expidió las circulares correspondientes, y definió una lista de chequeo que facilita ese proceso de verificación de los protocolos de bioseguridad”, explicó.

La funcionara agregó que también se abordó con los alcaldes el procedimiento que se tendrá para facilitar la movilidad de las personas que vuelven a sus trabajos. “Todos los trabajadores deberán de tener un certificado laboral firmado por el gerente y el jefe de recursos humanos con sus respectivos números de contacto, para que cuando un policía requiera hacer verificación lo pueda hacer”, indicó la secretaria.

Por su parte, Jhon Jairo Castaño, Secretario de Gobierno de Caldas, mencionó la importancia de tener una coordinación con las secretarías de Desarrollo Económico e Infraestructura y con los alcaldes municipales para tener un buen manejo de la reactivación económica en el territorio caldense.

“Este Decreto 593 de abril 24 del presente año permite que se puedan generar adiciones en las excepciones. En ese sentido, se da la posibilidad de que los municipios que no tengan casos positivos de COVID – 19 puedan generar reactivación de algunos sectores del comercio, sin embargo, para poder que se de esa activación se hace necesario que se informe al Ministerio del Interior”, indicó.

Toro Santana agregó que a través de la Cámara de Comercio se tendrá la base de datos de las empresas que están habilitadas para la reapertura. Con dicha información las alcaldías procederán a contactarse con las empresas para programar la visita de inspección y control de la implementación del protocolo de bioseguridad.

“Estaremos muy comunicados con todos los municipios, de manera que cada caso particular pueda resolverse rápidamente. De esta manera gradual y progresiva se irá dando reapertura a la economía en el departamento”, concluyó la funcionaria.