El director de la Territorial de Salud, Carlos Iván Heredia notificó la alerta roja por la ocupación de camas UCI que ascendió al 82,5%. De 292 camas, 51 están disponibles. 241 ocupadas: 90 con pacientes Covid-19, 26 con personas sospechosas del virus y 125 personas con patologías distintas al coronavirus.

La cifra se refleja además en los 304 nuevos contagios de las últimas horas, para un total de 50.252 casos confirmados. Los 27 municipios reportan 1.022 decesos.  Los nuevos casos se presentaron en Aránzazu (1), Belalcázar (1), Chinchiná (23), Filadelfia (1), La Dorada (6), Manizales (208), Marmato (1), Marulanda (8), Neira (1), Norcasia (3), Palestina (1), Pensilvania (1), Riosucio (3), Risaralda (1), Salamina (1), Supía (14) y Villamaría (30).

El director de Salud, Carlos Iván Heredia, ante el difícil panorama, hizo un llamado a que se atiendan oportunamente las patologías crónicas y a los ciudadanos les pidió responsabilidad, ya que hay muchas patologías no covid-19 que están ocupando camas.

Heredia precisó, además, que la falta de atención por la suspensión de algunos servicios durante el año pasado es también la causante de estos altos niveles de ocupación.

Entendemos que hay mucha patología crónica que, precisamente, por la falta de atención durante la pandemia se fueron agravando y tenía que llegar el momento consultar y no pudo y muy seguramente eso los llevó a que hoy estén utilizando una cama de UCI, añadió el director territorial.

Si bien, son varias las circunstancias que confluyen, el funcionario sostuvo que las medidas restrictivas buscan evitar actividades que pueden proliferar el contagio y agravar el tema de la ocupación.

“Las medidas restrictivas contribuyen a que se disminuya la movilidad, que haya menos probabilidades de accidentes, menos aglomeraciones, riñas, menos posibilidad de reuniones sociales, esos son aportes importantes, pero no definitivos si no se tiene autocuidado”, apuntó Heredia.

Desde la Territorial de Salud se invita a los caldenses a no olvidar que el virus sigue entre nosotros y sigue siendo letal en muchos casos. Y se recuerda que por el nivel de ocupación de estas camas se suspenden las cirugías programadas.