La Policía en desarrollo de la estrategia contra la violencia de la Mujer, Familia y Género, desplegó reacciones policiales y actividades de investigación, a través de las cuales lograron las capturas de tres personas, una por orden judicial y dos en flagrancia, responsables de agredir a sus familiares.

La primera captura fue por orden judicial emanada por el Juzgado Promiscuo Municipal de Palestina, se logró materializar después de un proceso investigativo  la seccional de Investigación Criminal, llegó al kilómetro 21 vía al nevado Santa Isabel de Villamaría, y detuvo a un hombre de 37 años de edad, señalada de agredir física y psicológicamente a su compañera sentimental una mujer de 33 años.

El sujeto en mención fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la Nación, y será presentado ante un juez de control de garantías para la legalización de su captura e imputación de cargos.

Personal del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrante del municipio de Victoria, atendió un requerimiento ciudadano donde manifestaban una riña recíproca entre un hombre y su pareja sentimental en la vereda Canaán en la vía que conduce al municipio de Victoria.

Al llegar al lugar los uniformados observan a las dos personas un hombre 68 y una mujer de 36 años de edad, agrediéndose mutuamente; De inmediato fueron detenidos y trasladadas al hospital local donde recibieron atención médica, según el dictamen médico ambos presentan politraumatismos y heridas abiertas en el rostro.

El comando del departamento invitó a la comunidad en general a rechazar todo tipo de violencia contra la mujer, llamando a la línea 155, conocida como Línea Púrpura, la cual es atendida por profesionales dispuestos a escuchar y brindar información que pueden servir como herramienta a esa madre, esposa, hija, amiga o compañera que esté desorientada.

Así mismo pueden hacer uso de nuestra línea gratuita de emergencia 123, y poner en conocimiento a tiempo cualquier hecho que se presente encuentro a la vulneración de sus derechos o actos de agresión física donde sea de inmediata nuestra presencia policial.