De los 49 mil 439 bonos alimentarios que se entregarán a estudiantes de colegios públicos de Caldas, ya se han llevado a los hogares cerca de 48 mil 500.

Además, 20 municipios ya están al 100% de ejecución de los contratos.

Los bonos de alimentos para preparación en casa corresponden a una entrega especial como medida de aporte al bienestar de los estudiantes durante la emergencia. Por esta razón, de los 61 mil beneficiados del PAE se refocalizaron los de mayor grado de vulnerabilidad, según la plataforma del Sistema de Matrículas.

Debido que los estudiantes se encontraban en receso escolar y vacaciones, ante las medidas tomadas por el Gobierno Nacional, los contratos de alimentación escolar con Gota de Leche y Unión Temporal Caldas Saludable se encontraban suspendidos y la Gobernación, mediante la Secretaría de Educación y con la cofinanciación del Ministerio, determinó hacer una entrega especial con recursos propios mientras llegan los de la Nación.

Por esto, se refocalizó la población más vulnerable mientras se retomaba la jornada académica, para entonces reiniciar los contratos y llegar a la totalidad de beneficiados del PAE en Caldas, que corresponde a 61 mil estudiantes.

En Caldas el proyecto de bonos alimentarios tiene un valor de 2 mil 447 millones 230 mil 500 pesos, de los cuales el Ministerio de Educación cofinanciará el 90% como retribución al buen manejo de la alimentación escolar en el departamento. Así las cosas, el proyecto se ejecutó mediante los alcaldes, quienes realizaron contrataciones para la logística, distribución y compra de los alimentos dispuestos en la lista entregada por el Ministerio de Educación.

El secretario de Educación, Fabio Hernando Arias Orozco, aclaró que a los municipios se les entregó las listas de beneficiados del bono y la resolución en la cual se informó el valor del proyecto, de acuerdo con el número de focalizados, con el fin de que los alcaldes iniciarán procesos de contratación.

Una vez haga la supervisión de los contratos, el Departamento los pagará cuando los mandatarios locales evidencien el lleno de los requisitos de la resolución, sumados a las pruebas de bonos efectivamente entregados. Es decir, el giro de los recursos de estos contratos que realizaron los alcaldes se estarán transfiriendo a mediados de mayo, una vez el Ministerio envié la cofinanciación.

El funcionario también recalcó que el proceso se realizó mediante los alcaldes porque estos recursos entrarían a dinamizar la economía local y son ellos los que tienen el control civil de su población, además de que están en la potestad de armar su logística de entrega para evitar aglomeraciones durante el proceso. Destacó el compromiso y trabajo para entregar estos bonos de la mejor manera, pues incluso en algunos municipios se adicionaron beneficiados.

Una vez se entreguen todos los bonos se levanta la suspensión del contrato actual de alimentación escolar con los operadores Gota de leche y la Unión Temporal Caldas Saludable para que, de acuerdo a las directrices del Ministerio, se analice la entrega de los alimentos durante el tiempo de estudio en casa a los estudiantes que normalmente reciben este servicio, es decir, 61 mil niños y jóvenes.

Para la entrega de los bonos alimentarios, el PAE refocalizó a la población más vulnerable matriculada en Instituciones Educativas.

Se focalizaron 8.848 Víctimas del conflicto armado, 3.608 en condición de discapacidad o con necesidades educativas especiales, 8.713 de Grupos étnicos, 21.707 de la zona rural y 6.563 de la zona urbana, entre los grados preescolar y primero, para un total de estudiantes beneficiados de 49.439.