La temporada de lluvias empezó con volúmenes de precipitaciones por encima de los promedios históricos con posibilidad de extenderse.  ​Se han afectado 176 municipios de 23 departamentos. Los departamentos más afectados son Nariño, Huila, Cauca, Cundinamarca, Antioquia y Valle del Cauca.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, hizo un llamado a no bajar la guardia. Tenemos un fenómeno de La Niña que nos aumenta las precipitaciones y por eso es necesario tener todos los planes de contingencia activos ante los eventos que se puedan generar” manifestó el Director de la UNGRD, Eduardo José González.

El último reporte de la Sala de Crisis Nacional de la UNGRD, señala que, en lo corrido del año (1 de enero a 12 de marzo), las lluvias han generado 289 eventos, entre ellos 146 movimientos en masa (deslizamientos), 45 inundaciones, 34 vendavales, 32 crecientes súbitas, 24 temporales (vendaval con fuertes lluvias), 4 avenidas torrenciales, 3 granizadas y 1 tormenta eléctrica.

Desafortunadamente, estos fenómenos, producto de las precipitaciones, le han costado la vida a 15 personas, otras 16 han sido heridas y 2 continúan desaparecidas. También, 5.854 familias se han visto afectadas de manera directa.

Frente a estas situaciones, se tienen activos los Consejo de Gestión del Riesgo de todos y cada uno de los departamentos y municipios del país, quienes con sus entidades operativas territoriales han podido dar la respuesta y atención respectiva en estas zonas.

Además, desde la UNGRD, se ha hecho el seguimiento respectivo a cada uno de los eventos con el fin de atender los requerimientos de los municipios afectados en el marco de la subsidiariedad y complementariedad de llegar a requerirse.

El Comité Nacional para el Manejo de Desastres hizo un detallado seguimiento a la temporada de lluvias y se socializaron las acciones, así como el plan respectivo para atender esta época. Junto a los sectores se establecieron compromisos para poder seguir complementando el plan de contingencia que permitan tener capacidades nacionales para los próximos meses.

Pronostico para lo que resta de marzo

El IDEAM señala que para el mes de marzo las lluvias continuarán con cielos entre parcial a mayormente nublados en las regiones Amazónica, Andina y Pacífica, lo que significa mayores precipitaciones en estas zonas, acompañados posiblemente de descargas eléctricas, vientos fuertes, vendavales y granizadas.

Importante recordar que el país está actualmente impacto por el fenómeno La Niña, por lo que se espera “se espera un importante incremento en los volúmenes de precipitación en los departamentos de centro occidente de la Región Caribe, norte y centro de la Región Andina, norte de la Región Pacífica, amplios sectores de la Orinoquia y norte de la región de la Amazonia”, manifiesta el IDEAM.

Ante este pronóstico, la probabilidad de abundantes lluvias es alta, lo que activa las alertas frente a crecientes súbitas y deslizamientos de tierra. Se espera que, aunque los ríos Magdalena y Cauca están en los promedios habituales, las precipitaciones de este mes generen aumentos considerables en las partes altas que lleven a que para el mes de mayo alcancen niveles altos.

El llamado por parte de la UNGRD es para alcaldes, gobernadores, consejos de gestión del riesgo a activar los planes de contingencia, seguir implementado medidas preventivas como la aceleración de obras de mitigación y lo más importante, los Sistemas de Alerta Temprana que ayudan a salvar vidas ante los fenómenos de la naturaleza.

A la comunidad se le recuerda que la NO exposición frente a las lluvias y sus eventos es lo más importante a la hora de salvaguardar la vida y estar seguros. La prevención es una responsabilidad de todos