Delegados del sector salud revelaron que en el departamento por trastornos mentales se atendieron 29.515 personas hasta junio de este año. 16 intentos de suicidio en Manizales y municipios vecinos y 153 adultos mayores atendidos por depresión.

Con el fin de contrarrestar el incremento de suicidios en la ciudad, en el Concejo de Manizales se realizó una sesión que reunió a actores como la Secretaría de Salud de Manizales, Territorial de Salud de Caldas, clínicas y organizaciones que trabajan en este tema.

El Presidente de la Corporación, Andrés Sierra Serna, manifestó que es preocupante que la ciudad sea una de las que cuenta con mayor índice de suicidios en el país y que desde el cuatrienio pasado se realizan debates para contar con un proyecto de acuerdo que esté relacionado con la mitigación de esta enfermedad, que se agudizó con la aparición de la Covid-19.

Por su parte, el concejal proponente, Christian David Pérez Holguín reclamó una política pública propia, que si bien esté enmarcada en la Ley 1438 de 2011, no descargue todas las responsabilidades en el Gobierno Nacional.

“Yo acompaño al alcalde porque él se comprometió con la salud como una prioridad”. Además, Indicó que se deben hacer actividades de prevención como trabajar en las universidades para reducir el consumo de sustancias psicoactivas.

A CERCA DE LAS CIFRAS Y PROGRAMAS

El Secretario de Salud de Manizales, Carlos Humberto Orozco Tellez, explicó que la salud mental no solo incluye la enfermedad sino los programas de bienestar, entre ellos el deporte. “Estamos enmarcados en la Resolución 4886 y Manizales es la primera ciudad del país que tuvo política pública de salud mental y está siendo armonizada con la política nacional.

En el departamento también se cuenta con una política”, puntualizó. El secretario comentó que existe un diagnóstico de la situación territorial en salud mental en comportamiento del suicidio e intento de suicidio, violencia de género y consumo de sustancias psicoactivas.

“La actual administración implementó el programa La vida es bella que busca mejorar la calidad de vida de los manizaleños”, indicó el funcionario. Finalmente, expresó que la salud mental se encuentra en el plan de desarrollo Manizales + Grande mediante algunas metas de producto como mantener activo un sistema de vigilancia epidemiológica para intentos de suicidio, tener un plan intersectorial de prevención del consumo de sustancias psicoactivas, con unas metas de resultado como mantener por debajo de 10 la tasa de mortalidad por suicidio, implementar cuatro centros para la salud mental y la convivencia, conformar cuatro redes comunitarias para la gestión del riesgo en salud mental e implementar la línea de salud mental y género.

Por su parte, el Director de la Territorial de Salud de Caldas, Carlos Iván Heredia Ferreira, explicó que este tema hace parte del plan de desarrollo del departamento y que existen algunas cifras como que en el 2019 se atendieron 63.250 personas por trastornos mentales y de comportamiento, y 29.515 a julio del 2020

Alexandra Valderrama, Directora de la Clínica San Juan de Dios, participó del debate comentando que en el mundo son 150 millones de personas con depresión. “Cada persona con enfermedad mental afecta la productividad de un país y su Producto Interno Bruto (PIB)”, indicó la directora quien además explicó que la familia debe entender y aceptar esta enfermedad para cerrar brechas. “En un 80% existe una brecha entre los que asisten y los que puedan acceder a la atención en salud mental.

Esta brecha tiene que ver con muchas situaciones como las sociales, familiares, de nutrición, educación”, aseguró. Además, comentó que son muchos los determinantes sociales en la salud mental y que los recursos son insuficientes para atender desde la prevención.

Con relación a la pandemia aseveró que generó pánico, ansiedad en personas vulnerables y las ha incitado a tomar esta decisión: “La salud mental reúne el bienestar físico, mental y social, por lo que estamos todos involucrados”, concluyó.

En el caso del Gerente del Hospital General San Isidro, Iván Fernando Abasolo Guerrero, manifestó que se construyó un nuevo servicio para atender a los pacientes mentales: “Llevamos dos meses en la atención a estos pacientes, van 165 de los cuales 153 han sido de Medimás y de enfermedades como trastorno bipolar y esquizofrenia. Intentos de suicidio se han presentado 16 casos de Manizales, Neira, Villamaría y de los departamentos de Risaralda y Quindío”.

Julián Andrés Espitia, de la Asociación de Psiquiatras de Manizales, invitó para que la salud mental involucre a todos los sectores porque se debe atender desde todos los ámbitos para que la política sea eficaz.

 Finalmente, entre algunas de las conclusiones quedaron que se debe reforzar la salud mental desde la academia para que existan más especialistas en la materia, que las EPS garanticen una atención prioritaria a los pacientes y que la política pública de salud mental esté actualizada, acorde con la realidad