Tropas de la Octava Brigada del Ejército Nacional continúan contrarrestando el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros y otros materiales, En el Oriente caldense en la vereda el Jagual sobre el río Manso, en el municipio de Norcasia, fueron capturadas en flagrancia siete personas quienes se dedicaban a la explotación ilícita de oro.

Los trabajos de inteligencia de la Octava Brigada con el Batallón de Seguridad Civil N. 5, el apoyo de la Brigada contra la minería ilegal, la Policía de Carabineros de Caldas y el CTI de la Fiscalía General de la Nación en compañía de Corpocaldas, permitieron ubicar y capturar a los sujetos mientras hacían uso de la maquinaria de manera ilegal.

En la operación se destruyeron ocho dragas tipo buzo compuestas por once motobombas, ocho clasificadoras, ocho compresores, 48 metros de manguera de 5 pulgadas, 50 galones de gasolina, 48 canecas plásticas y un equipo de flotación, avaluado en aproximadamente 160 millones de pesos.

Estas dragas tenían una capacidad de producción de un kilogramo mensual de oro, lo que permite afectar la estructura económica del GDO en cerca de 180 millones de pesos mensuales.

Con este resultado se logra una reducción del impacto ambiental de 24 hectáreas aproximadamente de la reserva hídrica y se lograr evitar un daño ambiental valorado en 2 mil millones de pesos aproximadamente, que además tendría una recuperación entre 25 a 35 años.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes y el material fue destruido en el sitio. De acuerdo al trabajo de investigación y seguimiento articulado entre el Ejército Nacional con los entes de control y ambientales, se establece que la población de mineros informales en Caldas, puede llegar a 2.000 mineros quienes trabajan en diferentes minas.