En un periplo que comenzó en el municipio de Génova, el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez Andrade, entregó kits de alimentos a la población víctima.

Igualmente habló sobre los avances de este sujeto de reparación colectiva que ya ha cumplido con 13 de las 18 acciones planteadas en su plan, y anunció que el departamento del Quindío contará con un nuevo punto de atención.

 En compañía de la directora territorial Laura Moreno, el directivo estuvo en Pijao, Córdoba, Calarcá y Salento, donde entregó de manera directa las ayudas humanitarias en especie a las familias víctimas más vulnerables durante la emergencia sanitaria, también supervisó los avances que en materia de política pública de víctimas han tenido estos territorios para el beneficio de la población y cómo quedaron inmersos programas y proyectos en los planes de acción territorial.

En total en el departamento del Quindío fueron 7 los municipios beneficiados con la entrega de 670 mercados. El ejercicio también se cumplió durante este misma semana en los departamentos de Risaralda y Caldas, beneficiando de esta forma a poco más de 1.830 familias en la zona del Eje Cafetero.

Según las cifras de la Red Nacional de Información con corte al mes de junio, en el departamento del Quindío habitan 44.029 víctimas del conflicto armado, la Unidad para las Víctimas ha entregado 5.768 indemnizaciones administrativas en el territorio, lo que significa una inversión de $42.850 millones en el componente de reparación individual.