Allí el mandatario risaraldense,Víctor Tamayo,  ratificó el compromiso de continuar trabajando de manera articulada para dar solución y mejorar la calidad de vida de 7.000 indígenas de Pueblo Rico.

El gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, se reunió con los 18 gobernadores indígenas para conocer de primera mano las necesidades de cada una de sus comunidades.

En medio del dialogo social “En Tus Zapatos”, realizado en la comunidad indígena Kemberdé, Tamayo Vargas se comprometió a realizar intervenciones en infraestructura, salud, educación, agricultura, acueducto y atención social.

“En la medida que haya caminos amplios, hay desarrollo: se salvan vidas, se mejora la economía del sector y hay mayor posibilidad de tener ingreso a todas las opciones que tiene el estado” señaló el funcionario , con respecto al mejoramiento de vías.

Asimismo, fue claro en manifestar que bajo la metodología de “todos ponen”, la administración departamental, de la mano del Ejército Nacional, la alcaldía y la comunidad indígena, iniciará este año el mejoramiento de 5 escuelas y posteriormente, el puesto de salud que estará a cargo de las Hermanas Lauras, misioneras de la Congregación de la Madre Laura.

De igual manera, otro de los compromisos del mandatario es el respaldo a proyectos productivos, a través de la secretaría de Desarrollo Agropecuario departamental, para estudiar la posibilidad de montar otro trapiche, la siembra de plátano o cacao, en el cual la Gobernación aportaría las semillas y  los fertilizantes.

Peticiones de las mujeres indígenas

Martha Cheché, docente indígena de la comunidad Kemberdé, señaló que la solicitud de las mujeres es que las licenciaturas lleguen hasta los resguardos y al municipio de Pueblo Rico, para que las más de 40 o 50 mujeres que actualmente cursan bachillerato, tengan acceso a la educación superior y la vida laboral posteriormente.

Gloria Guazorna, auxiliar de enfermería, mencionó por su parte la necesidad de que la Gobernación apoye la recuperación de danzas culturales que con el tiempo se han venido perdiendo y las opciones de acceder a la universidad.

“Nosotras como mujeres le hemos planteado al gobernador que queremos fortalecer nuestra niñez para el futuro, que tengan una calidad de vida y la oportunidad de estudiar en la universidad licenciaturas y profesiones  de la salud.”