Los hechos se presentaron en el barrio Alfonso López hasta donde llegaron los policiales luego de recibir el llamado de la ciudadanía sobre un presunto caso de abuso sexual con una menor de edad.

Al llegar al lugar los uniformados fueron abordados por la madre de la víctima quien les manifestó a la patrulla que al parecer su compañero sentimental estaba tocando su hija en la última habitación de la casa.

Según el relato de la víctima se estableció que el padrastro venía acosándola sexualmente y realizándole tocamientos desde hace mucho tiempo, mediante amenazas e intimidación la obligaba a quedarse callada.

Fue así, cómo los uniformados capturaron y protegieron al hombre de 34 años, natural de la Dorada, quien presuntamente habría tocado las partes íntimas de una menor de 13 años de edad, ya que la comunidad del sector pretendía  agredirlo por el presunto abuso.