La  Alcaldia y el Instituto Nacional de Salud, trabajan con la Universidad de Manizales en la llamada secuenciación genómica, trabajo fundamental para detectar los casos de esta variante. Los primeros pacientes de la nueva variante en la capital de Caldas fueron identificados dos meses después de su ingreso al país.

El Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó el pasado viernes 16 de abril la circulación en Caldas de la variante B.1.1.7, luego de identificarla en 2 de los 637 genomas del virus secuenciados hasta la fecha.

Gracias a un proceso acompañado por la INS a través de un convenio interadministrativo, la también conocida como cepa británica podrá identificarse en la Universidad de Manizales a través de un procedimiento llamado secuenciación genómica. Esto será fundamental para acortar los tiempos en la detección de casos de esta variante.

“Llevamos dos meses desde el momento en que se infectó el primer caso con esta nueva cepa. De ahí en adelante, seguramente, hemos tenido una circulación importante del virus”, dijo Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud Pública de Manizales.

De acuerdo con investigaciones recientes, las vacunas que se tienen en el país son eficaces contra la variante británica y se recomienda a la ciudadanía su aplicación.

Tenemos en promedio 320 casos diarios con un índice de positividad de la prueba de 28% y una alta ocupación UCI”, indicó el secretario.

La variante británica del Sars-CoV-2 (B.1.1.7) se originó por una mutación identificada en el mes de septiembre de 2020 en Londres. Ha recorrido el mundo al punto de convertirse en la cepa dominante en 62 países.