El  inmueble,  en el barrio Pio XII ,  no sólo no contaba con licencia de construcción, sino que también expendía sustancias psicoactivas.

Esta operación se realizó en un trabajo articulado entre la Secretaria de Gobierno, el ICBF, la Personería Municipal y la Policía Metropolitana de Manizales.

La propiedad pertenecería al líder del grupo delincuencial desarticulado el pasado 25 de febrero en el marco de la Operación Portugal.

Durante el procedimiento, Diana Constanza Mejía Grand, secretaria de Gobierno de Manizales, indicó: “Manizales tiene que ser más segura. Estamos identificados como una de las ciudades más seguras del país y estamos atacando el delito. Lo seguiremos haciendo dentro del Plan 100 días territorio libre de drogas. Vamos a seguir con estas demoliciones” .

Previo a la demolición, la secretaría de Gobierno, a través de la Inspección Urbana de Policía, realizó el procedimiento correspondiente para agotar el derecho de defensa y el debido proceso.

“Todos los sitios que hoy en este sector se están convirtiendo en consumo y expendio de sustancias psicoactivas y  además utilizan a nuestros niños, vamos a seguir atacándolos, vamos a seguir demoliéndonos como mitos de inseguridad”, concluyó la titular del despacho de Gobierno.