Ante esta situación , el gobernador de Risaralda , Víctor Manuel Tamayo Vargas,  lideró un consejo extraordinario de seguridad .

Asistieron el alcalde encargado , Federico Cano , la Fiscalía, la Policía y otras autoridades. Se solicitó ubicar un fiscal seccional en el municipio, reforzar el proceso investigativo y hacer un trabajo articulado con todas las autoridades.

“Inmediatamente tuve conocimiento de dos nuevos homicidios que se presentaron en el municipio de Marsella, que nos muestra hoy un incremento del 700% en comparación al año anterior, tomé la decisión de efectuar el consejo de seguridad , que con presencia de las autoridades se pudiera hacer una revisión de la situación”, dijo Tamayo Vargas.

El mandatario señaló que entre los compromisos están, “reforzar más el proceso investigativo, la solicitud a la Fiscalía para que se ubique en el municipio un fiscal seccional, la presencia de la Policía articuladamente para avanzar en las investigaciones y un compromiso de la Fiscalía para que con la Sijín podamos esclarecer esos homicidios donde inclusive vamos a ofrecer una recompensa para lograr ese propósito”.

Tamayo Vargas añadió que le hará un seguimiento  a los procesos de investigación.

“Yo aspiro a que, con este ejercicio hecho hoy, y dado a que en esos ocho homicidios hay unos que tienen alguna relación y otros que son casos ajenos, pero que no dejan de preocuparnos, podamos superar esta situación”, puntualizó el gobernador.