Serán tres días, del 14 al 16,  en los que se hará la recepción de este tipo de desechos. El objetivo es retirar de las calles y las viviendas todos los elementos que estén en desuso para evitar que lleguen al relleno sanitario.
La iniciativa tendrá su punto principal de acopio en las instalaciones de la Universidad del Quindío y el Coliseo de Familias en Acción,  de Armenia.  Sin embargo, cada municipio tendrá un punto de recolección dentro de la localidad.

Juliana Orozco Holguín, profesional especializada de la Subdirección de Regulación y Control de la CRQ, explicó que este año la campaña tendrá un plus, pues también se estarán recolectando envases de plaguicidas de uso doméstico y agrícola. Éstos tendrán como punto de recolección el parqueadero del almacén El Vaquero de Armenia.

Los residuos que se van a recolectar durante esta campaña serán llantas, medicamentos de uso humano y veterinario vencidos o parcialmente consumidos, pilas, luminarias, bombillas ahorradoras, baterías de plomo, computadores, envases de plaguicidas de uso doméstico y agrícola, además de la línea blanca (neveras, lavadoras, microondas, aires acondicionados y televisores), entre otros.

Algunos de estos elementos serán llevados a disposición final, otros separados por piezas o devueltos a la cadena productiva.