La Secretaria de Planeación desde la Dirección Estratégica del Sistema de Gestión Ambiental – DEGA, adelanta dos campañas para enseñar y promover la acción de reciclar.

La labor de reciclar en la ciudad se ha convertido, en los últimos años, en una empresa que genera empleo y seguridad para quienes realizan esta actividad en pro de la conservación del medio ambiente.

Desde el Gobierno de la Ciudad, se vienen desarrollando dos importantes campañas para enseñar y promover en los pereiranos la acción de reciclar:

“Ciudadano inteligente separa en la fuente” cuyo propósito es incentivar en los hogares y en las industrias pereiranas la separación de residuos sólidos reciclables.

“Sé buena gente también con el medio ambiente”, que pretende despertar conciencia ambiental identificando, separando y entregando durante los días de recolección, los residuos aprovechables como cartón, papel, vidrio, plástico, metales, entre otros, en bolsas de color blanco y, residuos no aprovechables como papel de uso sanitario, servilletas, papel de cocina, toallas higiénicas y pañales en bolsas de color negro, facilitando así esta difícil labor.

En Pereira tras la incorporación y puesta en marcha del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos – PGIRS, se han creado diferentes asociaciones dedicadas a realizar labores de reciclaje cumpliendo los protocolos de bioseguridad y salud tanto en las bodegas como en el personal que labora allí, con lo cual se dignifica y se brindan todas las herramientas para realizar este oficio.

La importancia del reciclaje comprende entre muchos aspectos la norma o regla de las RRR (reducir, reusar y reciclar). Mediante esta regla se busca disminuir las cantidades de materia prima utilizadas para realizar nuevos productos, reincorporando a la cadena productiva materiales aprovechables ya que, al reciclar una tonelada de papel se dejan de talar alrededor de 20 árboles y además, contribuye con el ciclo de vida útil de los rellenos sanitarios dado que más del 70% de residuos dispuestos allí son reciclables.