Las autoridades sanitarias reportaron que los operarios del consorcio, que atiende las obras de la contingencia en el proyecto hidroeléctrico, resultaron positivos de Covid-19. Se adoptaron medidas.

 Los tres contratistas y sus contactos permanecen aislados en un área especial del campamento del contratista desde el momento en el que manifestaron tener los síntomas.  En este momento son monitoreados por personal médico y su estado de salud es estable. EPM los acompaña a ellos y a sus familias y los apoya en su pronta recuperación.

La Empresa aclara que el proceso de movilización en los cambios de turno de los trabajadores se hace cumpliendo con los protocolos de bioseguridad respecto a distanciamiento, uso de elementos como tapabocas, gel antibacterial y ventilación.

Así mismo, gracias a los reportes diarios en los sistemas de información del seguimiento del coronavirus (COVID-19) se tuvo claridad de los contactos cercanos, facilitando con ello el aislamiento preventivo de las personas con las que tuvieron algún tipo de acercamiento.

Como medidas adicionales a las establecidas en el protocolo preventivo, debido a la nueva pandemia, se tomarán muestras a los trabajadores del proyecto hidroeléctrico Ituango por células de labores.

Trabajadores y contratistas de la futura central de generación de energía y de los campamentos desarrollan sus tareas con normalidad, siguiendo estrictos protocolos definidos para su seguridad y protección, y cumpliendo de manera rigurosa con las siguientes disposiciones:

Uso de tapabocas obligatorio y distanciamiento social en el trabajo.

Suspensión de eventos institucionales o masivos y actividades recreativas y grupales en áreas sociales, kioscos y auditorio. Restricción de viajes y desplazamientos laborales nacionales e internacionales.

Restricción al ingreso de proveedores, visitantes y personas externas a EPM y control del paso en la portería principal a visitantes y buses de locaciones aledañas, con toma de temperatura e identificación de sintomáticos respiratorios.

Extensión de horarios para todos los servicios en los comedores de los campamentos para reducir el número de personas presentes al mismo tiempo.

Desde febrero pasado se toma la temperatura y se efectúan encuestas sobre síntomas respiratorios al personal que debe desplazase en el transporte para ingresar a su turno laboral en la obra. Este mismo protocolo se aplica a quienes se moviliza en otro tipo de vehículos.

Capacitaciones al personal sobre cómo prevenir el virus y cómo reconocer sus síntomas.

Limpieza y desinfección de vehículos de transporte de personal en el campamento Villa Luz, aspersiones de desinfectante tanto en áreas de procesos como zonas comunes y comedores.Difusión de mensajes alusivos a las medidas de prevención en carteleras físicas y digitales.

Se mantienen las campañas para mantener los puestos y superficies de trabajo limpio y aseado y adoptar una distancia adecuada en las diferentes filas que se realizan al interior de la vida cotidiana dentro de los campamentos.

Perifoneo de las medidas de prevención, en especial lavado de manos.