La medida fue implementada por el alcalde Leonardo Siágama, siguiendo directrices del gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas.

Esta disposición consiste en que cada vereda tiene un tiempo estipulado para desplazarse a la cabecera urbana para hacer los trámites de bancos o adquirir productos de primera necesidad, y así garantizar el aislamiento preventivo decretado por el Gobierno Nacional.

La Secretaría de Infraestructura Departamental está apadrinando a esta localidad, realizando el acompañamiento a las autoridades locales y de Policía Nacional para garantizar que se cumpla la medida implementada.

En el municipio de Pueblo Rico aún no se registran casos positivos de COVID- 19.